“Los Medios Impugnatorios

 

Los Medios Impugnatorios en el Código Procesal Civil Peruano, o “Derechos de las partes en el proceso frente a los errores del juez”.

La denominación:
Denominar  una exposición con el nombre de la regulación legal de los medios impugnatorios, da la idea de quien ve frente así, cómo se halla regulado determinado instrumento legal, en este caso nuestro CPC, cómo tiene prevista la regulación los medios impugnatorios. Decir en cambio,  “los derechos de las partes, frente a los errores del juez”, me da la idea, de que quien analiza, lo hace desde la perspectiva de la misma parte.

Quiere decir que la presente exposición, no trata de ubicarse desde la posición, del jurista, ni del juez, ni del puramente estudioso de un tema, sino desde la posición misma, de quien pide justicia a un tribunal, me ubico  a los efectos de abordar el tema, en la posición de la misma parte, sea en su condición de demandante o de demandado, me ubico en la condición del litigante, esto es del abogado litigante que tiene cifradas las expectativas en una decisión final, que le sea favorable, y mas que eso, que el medio de debate le permita, ejercer con amplitud, y con garantías la defensa de lo que considera que un debate judicial, debe otorgarle. Me imagino que nuestro país, que busca “un autentico Estado de Derecho”, tiene para sí, esto es que tiene para los suyos, una regulación, de la cual se pueda sentir muy satisfecho, tener un instrumento que permita litigar en condiciones de eficacia, de libertad, en la cual, consagrando el art. 1º de la Constitución Política del Perú, tenga como eje central a la persona humana.

 

La regulación legal de los medios impugnatorios en el Código Procesal Civil Peruano.

El primer aspecto que me llama la atención en la regulación legal de los medios impugnatorios en el Código Procesal Civil, es que, ha previsto con mucho acierto las dos clases de medios impugnatorios, esto es los recursos y los remedios.

El numeral  355 y 356º, que pertenecen al capítulo 1, indica que los medios impugnatorios se clasifican en “recursos” y “remedios”.

Los Recursos, precisa, pueden formularse por quien se considere agraviado por una resolución, o parte de ella,  para que luego de una revisión, se subsane el vicio o error. Los “remedios”  puede formularse por quien se considere agraviado por  actos procesales no contenidos en resoluciones. Seguidamente en el mismo capítulo 1, en los artículos 357,  358, establece los requisitos comunes a los medios impugnatorios esto es los recursos  y los remedios, los artículos 359 y 360, establecen qué sucede si no se satisfacen los recursos y la prohibición de doble recurso.  Por tanto todo hace pensar que, seguidamente se regule, orgánicamente los remedios y los recursos. Pero no es así. Se regula en el capítulo 2, y a partir del art. 362, la reposición; en el capítulo 3 la apelación; en el capítulo 4 la queja. La pregunta que surge es, ¿dónde queda la regulación de los remedios?  Esto es dónde se halla regulada la nulidad de los actos procesales?

En relación a este punto, como sabemos la nulidad de los actos procesales está prevista en los arts. 171 a 178 del CPC, en el título 6, de la Sección Tercera del CPC, de “actividad procesal”, luego de regular la forma de los actos procesales, de los tiempos en los actos procesales, de los oficios y exhortos y de las notificaciones.   

Ahora surge la pregunta, ¿Por qué razón, la nulidad de los actos procesales, no está prevista en la sección de los medios impugnatorios, si está expresamente indicada en el artículo 356, referida a las disposiciones generales de los medios impugnatorios? 

Hubiera sido mucho mejor,  para el ejercicio de la defensa que, allí en el Título 12 de los medios impugnatorios, se hubiera regulado la nulidad de los actos procesales, para que nuestro código tenga una regulación orgánica de esta importante institución procesal.

La regulación legal del recurso de reposición.

Viendo el programa advierto que la exposición del recurso de reposición, corresponde a otro señor expositor. Por tanto desde la perspectiva del litigante, sólo me todo referir a la disposición legal que indica que, la resolución legal que resuelve la reposición es inimpugnable. Esto es muy claro. Existe una limitación grave consagrada en el art. 363, parte in fine. Se ha considerado que, la reposición está limitada a la evisión de decretos que son de simple trámite, y por ello que la resolución que la resuelva, no debe ser objeto de impugnación alguna.

La pregunta es, ¿quien piensa así? ¿Quién piensa que es poco importante, que el auto que resuelve la reposición no sea impugnable?. ¿Son las partes? O el Órgano jurisdiccional? Fue el legislador quien tiene centrada su atención, mas  en quienes ejercen la función jurisdiccional que a quienes va destinada esa función jurisdiccional. Esto es como pensar en la educación en función a los docentes, en perjuicio de los alumnos, o en los hospitales, en crear condiciones  en favor de los médicos en perjuicio de los enfermos.

Todos los que ejercemos la defensa sabemos bien, que muchos aspectos del proceso, que inicialmente, pueden parecer sencillos, si no se cumplen cabalmente pueden generar consecuencias muy graves y limitaciones con funestas consecuencias. Para muestra un botón. La LOPJ, ha establecido que el abogado puede autorizar los escritos sin la intervención de los justiciables. Pues bien al amparo de lo normado, el abogado autoriza el escrito que pretende subsanar una demanda declarada inadmisible. El juez, decreta que, no procede la subsanación, pues la facultad del 290 de la LOPJ, está restringida a los procesos, en que la demanda ha sido admitida, y esta demanda no está admitida aún, se solicita la reposición y el juez, la declara infundada. Como la demanda no se subsanó por falta de la firma del justiciable, la demanda que fue oportunamente subsanada, fue rechazada. La apelación a la resolución que rechaza la demanda, analizará si la demanda fue subsanada dentro del plazo y no que, el abogado sí tenía la facultad de presentar ese escrito  ante el juez.

Otro caso es el  pedido de nulidad de un acto procesal, o cualquier motivo como la interrupción del proceso,  o la sanción que puede solicitarse se imponga al litigante o al defensor, ameritan un auto. ¿Que sucede si el juez no resuelve mediante un auto? Si se resuelve con un simple “no ha lugar”. Queda en el arbitrio del juez, desestimar el pedido, pues se trataría de un decreto  la reposición del referido decreto es inimpugnable.

 

La regulación legal del recurso de apelación.

Hay tres aspectos que analizar:

a) Las resoluciones inimpugnables.

Llama la atención la existencia de un alrededor de 30 casos de resoluciones (autos) inimpugnables en todos estos casos. Los justiciables no tenemos ningún derecho a cuestionar, el sentido de la resolución:

Veamos algunos casos:

  1. Es inimpugnable la resolución que admite la intervención del tercero. (Art. 101)
  2. Es inimpugnable la resolución que deniega la suspensión del auxilio judicial, solicitada por la parte no auxiliada. (Art. 187)
  3. Cuando los medios probatorios ofrecidos por las partes sean insuficientes para formar convicción, el Juez en decisión motivada e inimpugnable, puede ordenar la actuación de los medios probatorios que considere convenientes. (Art. 194)
  4. Es inimpugnable la resolución por la cual, el juez ordena la actuación de la inspección judicial en audiencia especial. (Art. 208. Audiencia de pruebas).
  5. En la declaración de parte, las preguntas del interrogatorio deben estar formuladas de manera concreta, clara y precisa. Las preguntas oscuras, ambiguas, impertinentes o inútiles, serán rechazas, de oficio o a pedido de parte, por resolución debidamente motiva e inimpugnable. (Art. 217)
  6. Es inimpugnable la resolución que establece que la tacha, oposición o sus absoluciones no cumplen con los requisitos establecidos. (Art. 301)
  7. Es inimpugnable la resolución que resuelve la abstención de un juez. (Art. 306)
  8. La resolución por la cual se resuelve la recusación fundada o infundada de un juez, es inimpugnable. (Art. 310)
  9. La resolución que declara la interrupción del proceso, es inimpugnable. (Art. 317). Hay varios casos en que no corresponde declarar tal interrupción, pues el certificado médico no lo amerita o situaciones diversas. De otro lado las consecuencias pueden ser muy graves.
  10. El auto que resuelve el recurso de reposición es inimpugnable. (Art. 363)
  11. Es inimpugnable la resolución por la que el juez ordena se reserve el trámite de una apelación sin efecto suspensivo. (Art. 369), o sea que la convierta en una apelación diferida. Las consecuencias son muy graves como se podremos ver. 
  12. Si se ofrecieran medios probatorios en el escrito de apelación, la resolución por la que el superior los declara inadmisibles es inimpugnable. (Art. 374). OJO.
  13. La resolución que resuelve la interrupción del proceso, es inimpugnable. (Art. 405)
  14. En el proceso sumarísimo, la resolución que declara inadmisible la demanda es inimpugnable. (Art. 551).
  15. La caducidad de las medidas cautelares, opera de pleno derecho, siendo inimpugnables los actos procesales destinados a hacerla efectiva. (Art. 625)
  16. Es inimpugnable la resolución por la cual se sustituya la medida cautelar (Art. 628). Estas sustitución puede ser muy perjudicial, finalmente contra ella nada procede.

 

b) Las dos clases de apelación sin efecto suspensivo.-

La apelación con efecto suspensivo y la apelación sin efecto suspensivo y con la calidad de diferida y la inmediata.

Todos sabemos que las apelaciones con efecto suspensivo por su naturaleza implican que todo lo actuado sea remitido a la instancia superior. Se tratan de los casos en que la decisión que dicta el juez, pone fin al proceso.  Aquí no hay ningún cuestionamiento.

La apelación sin efecto suspensivo sigue una suerte especial. Se clasifican en  apelación “con la calidad de diferidas” y las de “sin la calidad de diferidas”,  Traducido a un lenguaje mas claro, en un caso se forma un cuadernillo y se eleva inmediatamente al superior. El Tribunal Superior, sin mas trámite resuelve la resolución impugnada. En el otro caso, la apelación se reserva, o “duerme”, para que sea conocida en un momento posterior, esto es con la apelación de la sentencia o de otra resolución que el juez indique, por la instancia correspondiente.

Que problemática genera que sea conocida en un momento posterior?

  1. Se apela del auto admisorio de la demanda, indicando que la misma tiene una causal de improcedencia, y así debió de ser declarada por el juez. Por ejemplo la causal de indebida acumulación de pretensiones. El juez concede la apelación, sin la calidad de diferida y “con efecto suspensivo”. Como la apelación, “duerme”, hasta la expedición de la sentencia, pasan dos años hasta la expedición de la sentencia. La resolución que declara que la demanda improcedente y es fundada, por tanto se declara, nula la sentencia, nulo todo lo actuado e improcedente la demanda. Como es fácil advertir, se ha producido pérdida de tiempo, de dinero, de esfuerzo y ha creado un sentimiento  de frustración.

 

  1. Las apelaciones, que contienen, la apelación de la sentencia y además de las   “apelaciones diferidas”.

El superior, en este caso la Sala Civil,  resuelve, y “olvida” pronunciarse sobre alguna apelación diferida. Esto genera que, el perjudicado, se vea en la necesidad de  interponer  un  formalista y costoso “Recurso de Casación”, el expediente se va en casación, es calificado como  procedente y dos años después la casación es declarada fundada. El expediente regresa a la La Sala Civil de Moquegua, en esta nueva oportunidad la Sala se pronuncia sobre, las apelaciones diferidas, cuyo pronuniamiento se había omitido. Por tanto, ahora resueltas todas las “apelaciones diferidas”. Se interpone por 2da vez Recurso de Casación, el que para resolverse demora dos años. Que sucede si ese Recurso de Casación declara fundada una apelación diferida que implica declarar fundada la excepción de falta de agotamiento de la vía administrativa. La consecuencia será que se  retrotraiga  íntegramente el proceso. Sin sentido los seis  años de litigio, un enorme gasto, sólo porque, el código ha creado una nueva forma de apelación, las sin efecto suspensivo y con la calidad de diferidas.

 

  1. La oportunidad del recurso.

El derecho a impugnar las resoluciones, debe ser  como todo derecho, eficaz, pronto, inmediato. El justiciables desea que, la apelación sea conocida por la instancia superior de la  forma mas  rápida posible.
 
El litigante cumple todo. Impugna, fundamenta la apelación, paga la tasa. El oren procesal le responde. Te concedo la apelación, pero esperas 10 o 16 meses para que se resuelva. Pero hoy, ahora y sin mas se fundamenta y se paga.

El pago de tasa es para que la instancia superior  cumpla con el servicio de justicia de conocer la apelación. Que sucede si no se apela de la sentencia que pone fin al proceso, por que por ejemplo, es favorable al demandado. El mismo que  había interpuesto varias apelaciones con la calidad de diferidas?

 

La regulación legal del recurso de casación.

  1. El recurso de casación está limitado sólo a cuestiones de derecho.

 

Debe procurarse la modificación del recurso para que se pueda conocer de las cuestiones de hecho. De hecho,  son varias las resoluciones que, resuelven ya por cuestionamiento de valoración de medios de prueba. Pero es importante procurar que se produzca una modificación en la legislación procesal.

       b) Las calificaciones de  “improcedencia”  del recurso de casación.

En un trabajo se hace referencia que el 90 por ciento de los recursos de casación son declarados inadmisibles, el 5 restante son improcedentes, y sólo se revisa un 5% de los mismos. Hoy  año 2007, al parecer el 99% de los recursos son declarados inadmisibles o improcedentes. Esta es la forma de “ponerse al día” o de “responder a la pretensión de rebaja de sueldos?

         c) La vista de la causa? Obligatoria.

Muchos litigantes, en el caso de los pocos casos que se declara fundado el recurso de casación, no viajan a Lima para efectuar el informe oral, sin embargo, en todos los casos se señala día y hora para la vista de la causa.

El recurso de casación por la no admisión de la demanda. Los graves efectos que ello causa.

Que diferencia hay entre un proceso de conocimiento y un proceso sumario?

La multa en el recurso de casación infundado.

La regulación legal del remedio de la nulidad de los actos procesales.

Regulado en el sentido que, los actos procesales que perjudiquen a las partes pueden ser objeto de un pedido de nulidad. Se requiere que las partes acrediten que efectivamente el defecto incurrido, de mérito a la nulidad de los actos procesales; que el defecto cause un grave perjuicio, que el vicio o defecto no se haya convalidado por el obrar del propio justiciable.